Somos Peregrinos del Planeta y cuando nos alineamos con nuestra energía el Universo nos reverencia y confabula con nosotros para ayudarnos a Ser
 
 

volver

Escorpio
23 de Octubre al 22 de Noviembre


Las características de esta energía son:

Fusión, transformación, intensidad, regeneración y obsesión (por lo tanto pérdida total de límites). Muerte y renacimiento (la muerte es por fusión). Es a partir del encuentro de 2 personas (por eso también tiene que ver con el sexo).

Control, contener y controlar emociones. Control sobre los demás.

El ser se llena de energía para fundirse con algo más. Movimiento de intensidad y voracidad. De mayor direccionalidad. No acepta límites, ni que haya un borde entre un ser y el otro. No tolera la separación. Esta intolerancia de la separación la lleva a romper con la forma.

Intensidad, presión y magnetismo con el otro. El encuentro es fundamental, aunque sea para la pelea. Hay una búsqueda de unión, de fusión, que es por aumento de intensidad.

Anhelo de resurrección. La muerte es para que la energía vuelva nuevamente. Se lanza hacia algo o alguien y quiere llegar a su esencia. Descubre que hay algo dentro de todo; algo que está “encerrado” adentro de cada persona, dentro de la materia misma. Se siente atraída por eso oscuro que hay. Es como si hubiera sido imantada por algo esencial que está más allá de la forma. Esta energía “pesca” que hay algo allí abajo, oculto, retenido, contenido y hace que se produzca la liberación, que se rompa lo que hay que romper pues cuando eso se libera va a permitir que nazca otra cosa. Hay energía que estalla y rompe la materia. La forma muere. La energía queda suelta y vuelve a formar materia.

Si se queda pegada a la destrucción y la muerte se conflictúa. Cuando muere, libera y regenera. Sana.

Se lo considera un signo difícil de entender y para convivir; sin embargo sus rasgos son claros, aunque se basan en temas tabúes: ellos representan cuestiones muy profundas referentes a la vida, la muerte, la sexualidad, el dinero, el poder y los miedos.

Para todos es evidente que la vida y la muerte están conectadas entre sí, y la sexualidad, se comporta como el tercero en dicha trinidad. En ella se halla latente un fuerte deseo de vivir... y de morir... viven con intensidad y tratan de penetrar profundamente en todas las cuestiones de la vida. Arden sobre una potente mecha, sobre la cual a veces se ven chamuscados. Son apasionados en todo: en el amor, en el trabajo y también con los otros. Tienen una gran firmeza, fantasía y fuertes emociones, de las cuales sobresalen los celos traduciéndose en sentimientos rencorosos. Son personas dinámicas y que aportan gran excitación a su entorno. Tienen mucho carisma y gran atracción magnética.

No es una energía fácil para sí misma. Tienden a la depresión y a la angustia y a la autoagresión.

Son místicos por naturaleza. Los cuestiones existenciales son muy importantes para ellos. Al llegar al convencimiento que existe un más allá, y superar la “antítesis” en sí mismos y también en los otros, se “elevan” sobre su propio yo, convirtiéndose en “el alma que vuela hacia el sol”.

Su función, es la de ser médicos, en el más alto sentido de la palabra. Médicos del alma. De ellos emanan altas fuerzas curativas.

En su estado no evolucionado pueden ser hasta demoníacos.

Es el “mago” del Zodíaco.

Elemento: Agua
Planeta Regente: Marte, y Plutón en una octava superior.
Partes del Cuerpo: Aparato genito-urinario, recto y ano.
Enfermedades: Las que corresponden al aparato genito-urinario, hemorroides, venéreas, intoxicaciones, perturbaciones psíquicas o espirituales.
Color: Rojo oscuro, borravino, ceniza.
Metal: Hierro.
Piedras Preciosas: Malaquita, jaspe, coralina, granate.
Aspecto Positivo: Intensidad, magnetismo, receptividad psíquica, habilidad de transmutación, profundidad, interés místico, pasión, regeneración, percepción, investigación, capacidad de renacimiento, purificación y cura espiritual, sexualidad intensa.
Aspecto Negativo: Celos, venganza, posesividad, violencia, sarcasmo, rencor, desconfianza, tendencia autodestructiva, envidia, miedo, manejo, ocultamiento.
Palabra Clave: Yo Callo – Deseo Intensidad – Profundidad.
Aprendizaje: Enfrentar los “monstruos” del inconsciente, utilizar la propia energía para los procesos de autogeneración, búsqueda de la luz como curación.

 

 

Anterior

Inicio

Arriba

Contacto

Agregar
a Inicio

Agregar
a Favoritos

Recomendar
el Sitio


María Ester Abal Vella - Astróloga y Terapeuta Floral
info@mariaesterabalvella.com.ar -
mabalvella@yahoo.com.ar