Somos Peregrinos del Planeta y cuando nos alineamos con nuestra energía el Universo nos reverencia y confabula con nosotros para ayudarnos a Ser
 
 

 

Astrología, Planeta Tierra y Autoconocimiento

Desde siempre, el ser humano miró hacia el cielo en busca de respuestas. El Cielo, esa joya azul plateada que nos cubre, ha sido atracción de enamorados, científicos, trabajadores, artistas, niños, hombres y mujeres. Casi todas las religiones, hablan del cielo como lugar donde habita ese ser superior llamado Dios, como cada una lo describa o sienta. Y aún para los que no tienen fe, el cielo tiene poder.

Y tiene mucho poder, pues posee la fuerza de lo Eterno, de lo que Es. Existe en el presente eterno, es perfecto y si lo observamos un poco, esa impecabilidad se debe a que responde a las leyes cósmicas del Orden y la Libertad y en ese respeto mutuo, cada constelación, cada planeta, cada estrella, cada asteroide Es una entidad que cumple con su función, dando y recibiendo, inhalando y exhalando, y manteniendo viva la energía de la Creación.

Lo vemos allá, arriba. Por lo tanto, hemos diferenciado el Cielo de la Tierra, como si ella no formara parte de esa totalidad. También nosotros, estamos en el cielo formando parte de él. No está arriba. Está. Y está arriba, abajo y a los costados. Atravesando la Tierra, del otro lado, hay cielo.

Cada uno de nosotros, Somos la representación de ese cielo. Nuestra Carta Natal lo es.

Cuando a través de la Astrología, nos conectamos con la energía de ese mandala sagrado, comenzamos a conocernos y a asumir nuestro poder, ese mismo que el cielo nos muestra día a día. Entonces asumimos que vibramos en un todo con cada estrella, constelación y planeta y que respondemos totalmente a cada uno de sus movimientos y tránsitos, existiendo con la perfección de una nota en una partitura.

Al asumir este conocimiento, la Astrología nos lleva paso a paso a descubrirnos, a conocernos y a Ser en libertad, armonía y belleza. Cuando nos conectamos con la Astrología desde este lugar, nuestra vida se convierte en un peregrinaje hacia la perfección que somos y accedemos a nuestro poder, sintiéndonos en paz.

Pero además, estamos haciendo esta jornada en la Tierra, nuestro planeta escuela. Ella también tiene una energía que es particular, para vivir en la cual estamos preparados, fundamentalmente porque tenemos un cuerpo perfecto, que es nuestra propia tierra, nuestro primer hogar.

Es la Tierra una de las casas donde habitamos, eligiendo el lugar donde viviremos, que puede ser el de nacimiento o no. Tal vez ésa sea una de nuestras búsquedas. Tal vez debamos cambiar y hacer experiencias en diferentes lugares. O tal vez seamos itinerantes, peregrinos. O…

¿Quién puede saberlo? Sólo mediante nuestro camino interno sabremos qué hacer.

Nuestra vida tiene que ver con ese desafío. Lo cierto es que el unir el Cielo y la Tierra adentro nuestro, se relaciona con nuestro devenir, nuestro crecimiento y nuestra ascensión en el camino evolutivo.

Por lo tanto descubrir el poder del Cielo y de la Tierra, es uno de nuestros primeros pasos hacia la conciencia.

 

 

Anterior

Inicio

Arriba

Contacto

Agregar
a Inicio

Agregar
a Favoritos

Recomendar
el Sitio


María Ester Abal Vella - Astróloga y Terapeuta Floral
info@mariaesterabalvella.com.ar -
mabalvella@yahoo.com.ar