Argentina

Somos Peregrinos del Planeta y cuando nos alineamos con nuestra energía el Universo nos reverencia y confabula con nosotros para ayudarnos a Ser

 

 

 


El Ser Humano en Crecimiento, mirando hacia adentro, en busca de equilibrio

Vibrando en el estado al que accedió cualquiera sea su magnitud.

Como dijera anteriormente, en los últimos meses se están dando movimientos en el cielo, para nada convencionales y que van promoviendo nuestro cambio.  Pero este mes de Noviembre, a partir del 28, concretamente, asistiremos a la entrada definitiva de Plutón en Capricornio.

¡Maravilla Cósmica! Capricornio, el líder, solitario, austero, responsable, estratega, de clarísima inteligencia, altamente práctico (la frase que lo sintetiza es “Yo Materializo), emprendedor, fuertemente convencido de la meta que él sólo ve y hacia la cuál se dirige, a pesar de las dudas de los demás (que lo siguen, a pesar suyo), recibe a este Alquimista, representante del Sistema Solar (Plutón)  con el cual tal vez no comparta su modalidad, pero presentándole su desafiante estructura, lo acepta. Pues la modalidad de Capricornio es ver todos los lados de un mismo asunto, hacer frente pase lo que pase. Debe conocer a qué o quién se enfrenta.

Por lo tanto lo estudiará y analizará hasta darse cuenta, inteligentemente, que ante este pequeño y frío embajador, es preferible doblarse de lo contrario quebrará “toda” su estructura.

Por otro lado Plutón, el Transmutador del Sistema Solar, el que desintegra para hacer algo nuevo (y su fin es conectarnos con el Alma) avanza dándose cuenta que dejó el mundo de las idea y los ideales, de la libertad y el conocimiento, lo abstracto (Sagitario) para entrar al de las concreciones y las estructuras. Mucho trabajo. Pero su misión es hacer lo nuevo. Y le viene muy claro que  “para nacer, hay que destruir un mundo”. Nuestro viejo mundo.
¡¡¡¡Y así será!!!!

Además, una fuerte energía está bajando al planeta en forma de mensajes de nuestros Maestros Iniciados y seres de otras dimensiones y evoluciones, tanto extra-terrestres, como intra-terrenas.

La humanidad actual de la Tierra vive en vestidos de carne, dentro de cuerpos conformados por materia-energía. Funcionaron hasta ahora con un determinado grado de densidad, pero en este momento cierta condensación se está estableciendo. Nuestros vehículos físicos están siendo preparados para ser transmutados en vestidos de Luz, mucho más refinados y menos densos. El karma está siendo procesado y diluído, habrá menos densidad y menos limitaciones. Estamos siendo acondicionados para comenzar a interactuar con conciencias más elevadas, nuestra biología se abrirá para compartir con otros seres, no solo de nuestras especies terrestres, sino con habitantes de otros mundos, dimensiones o entidades de distintos niveles de existencia. Lo que realmente nos está sucediendo es lo que los Maestros llaman "Transfiguración".

La idea es que nos hagamos cargo tomando conciencia, en la medida que podamos, de nuestro inmenso poder y de que somos co-creadores con la energía divina. En síntesis, debemos recordar. Saturno, el Maestro del Karma y de los límites, transita Virgo mostrándonos la importancia de nuestro cuerpo y de las pequeñas cosas cotidianas que deberíamos hacer para tenerlo nutrido, ágil, feliz y sano. En la medida que nos conecta con estas simples pero importantes nuevas actitudes, nos hace ir muy profundo adentro nuestro, para descubrir nuestro misterio interno, misterio que seguiremos desentrañando hasta el final de nuestros días, pues cada mañana, cada persona, cada acontecimiento, y todo lo que nos sucede nos conecta, con esa parte virgen, nunca abordada, pues la vida nunca nos mnos había enfrentado a ese desafío.

Viene el tiempo de la conexión con el yo íntimo. Tiempo de reflexión, sin respuestas desde afuera. Tomando conciencia cada uno de la propia misión, de nuestra divina energía por lo tanto, de nuestra maravilla cósmica. Estos tránsitos son muy importantes para todos, pues todos tenemos a , Virgo y Capricornio en nuestra CN. Y también a Saturno y Plutón.

Recordemos que además Neptuno y Urano, que están en Acuario y Piscis, ocupando uno la regencia de la constelación del otro (están cruzados) ayudan a estos pasos hacia lo nuevo.

Surge entonces la clásica pregunta: Qué hacer? Creo que la respuesta es ubicarnos cada uno en su lugar, dando y recibiendo lo que nos corresponde. Sacar la mirada del afuera, que sólo se debe observar, para no perder el rumbo. Incrementar nuestra fe, sobre todo en nosotros mismos, sonreír, mirar hacia el futuro como una oportunidad, como algo promisorio, que nos llenará de gozo y felicidad y así seguir adelante. Olvidar el pasado recordando sólo lo que nos sirva para evitar los errores de ese entonces erradicados. No pensar en él. Abandonar la mochila de sentimientos negativos y crear los nuevos, que deben nacer en el amor a nosotros mismos, a los demás y a  Dios, como cada uno lo sienta..

Y recuerden (lo seguiré recordando para que se instale en nuestro ser): 

Quien busque halle, Quien halle será perturbado y Quien sea perturbado, será maravillado... (esta frase, es muy profunda, es iniciática y es para meditar en ella. Son los pasos que debemos dar para subir la escalera de la iniciación)

Quien quiera escuchar, que escuche,
Quien quiera ver, que vea…

Siempre existió la oportunidad de escuchar y ver los otros mundos. Pero hay que querer pues para poder “hay que querer“. Hay que atreverse a enfrentar un mundo establecido. Debemos dejar de ser manada. Y entonces nos dirán que somos transgresores.

Los vientos del cambio ya han soplado. Los que se adhirieron a ellos deben estar en armonía, equilibrio y cuidado de sí mismo permanentemente y de seguir adelante, sin parar. Los que deseen formar parte, están a tiempo.

La indiferencia suprema, ya no existe, Almita. O pertenecés, o no. El “como si”, no va más. Es tiempo de acción y transformación compartida. Es tiempo de actuar. De accionar concientes hacia lo nuevo.

Ya está instalada la energía del Nuevo Mundo, de la Nueva Tierra. Ya va siendo cada vez  mayor la noción del conocimiento sobre cómo debemos hacer nuestro trabajo. Ya  estamos los seres vivos concientes tratando de hacer nuestro trabajo. Y digo tratando, pues no llegamos a ninguna parte. A la vuelta de una esquina, se nos presenta un cambio, una nueva dirección, otro mensaje a seguir de nuestros Maestros. Ya sabemos que mirar atrás o a los costados resulta una pérdida de tiempo. Ya está instalado el concepto de cooperación, comunidad y servicio. Aún no se ve, pero está. Ya baja por la Kundalini del planeta, la nueva fuerza, haciendo su trabajo de descenso y ascenso. Ya están los gobernantes informados…

El afuera, la calle, la sociedad, la gente

Actualmente nos  encontramos impactados por los acontecimientos del mundo exterior. La gente corre atrás de lo económico, del supermercado, de los bancos, paga, compra, y se entra en una acción automática donde casi nadie mira al otro.

Se ven caras serias, preocupadas, pálidas. Mal trato. Comerciantes que aprovechan, que recuerdan la bicicleta económica de hace años. La gente que admite esto. Los que se quieren “hacer la América”. Los que acumulan, los que viven al día. Los que aumentan “por las dudas”, los que cobran intereses hasta para las compras con Tarjeta de Débito (que es como una compra al contado), ni qué hablar las de Crédito.

Hay Emociones encontradas, de angustia, inestabilidad, inseguridad, pre-ocupación. Gran parte del el periodismo alimenta este estado. Se emiten noticias no comprobadas, mentiras, corrupción. Prevalece la superficialidad. y la manipulación de la información. Vemos que se roba a cara descubierta, también por los que detentan cierto poder aunque no sean gobernantes: (incluyo artistas-empresarios, políticos, médicos, proveedores de distintos servicios como plomeros, gasistas, electricistas. Transportistas, Taxis, remises, kioscos, etc, etc,

Por las monedas que faltan, no se dan vueltos, se entregan caramelos. Este método lo adopta el que tiene como el que no tiene monedas. No todos, por supuesto.

Evidenciamos incrementos superlativos, apoyados legalmente., confusión, discriminación.  Empresas de servicios con contestadores automáticos. No se puede hacer una queja. Se tiran la pelota unos a otros. El ciudadano, desconcertado, se defiende cómo puede. Desconfianza.

El que discute, es criticado, el que no discute, corre el riesgo de sentirse falso, indefenso, cobarde.

Todo esto yo lo palpo, lo vivo, lo siento. Para mantener el equilibrio antes dicho, cuesta recurrir a todas las herramientas aprendidas y conectarse con el grupo de personas que, en ese momento, están fuera de esa energía negativa. Se hace necesario rezar, llamar a nuestros Maestros, protegernos en la intimidad de nuestro hogar-cuerpo y casa. Aclarar que a pesar de todo tenemos esas herramientas para utilizar. Y agradecer, siempre agradecer, con humildad, con reverencia…

Varias vivencias - Distintas dimensiones.

Fluctuamos entre lo nuevo y lo viejo. Cuando entramos en la vorágine de lo viejo, nos chupa y nos robotizamos, nos desvalorizamos, nos entregamos rendidos de impotencia y debilidad. Y lo que es preocupante: sin darnos cuenta. A eso me refiero cuando hablé de “automático”, en el primer párrafo del punto anterior. Cuando actuamos de esta forma, somos pensados por nuestra memoria celular, la tribu en nosotros. No estar así mecanizados, automatizados, significa tomar decisiones sin culpa, sin miedo y sin que sea lo que se espera de mi.

Seres que nos protejen, de pronto nos “recuerdan quiénes somos“, nos sacan de la negatividad.

“Como es arriba, es abajo” Hay una fuerte lucha entre ambas dimensiones.

El peligro reside, en el olvido de sí. Las cualidades supremas: el amor y la humildad. El método: vivir con conciencia, la observación y nuestra defensa de lo espiritual,  alta y viva en nuestro corazón. Mente y palabras positivas. Proyectos y planes de crecimiento para nuestro entorno, por lo tanto para la humanidad.

Necesito recalcar, que estoy hablando de mi país, Argentina, al que me siento orgullosa de pertenecer y cuya gente, su territorio y su riqueza me dan un gran esperanza.

Caminantes, Guerreros de la Luz, Peregrinos, Almitas…. Hasta nuestro próximo encuentro. Busquemos la Nueva Tierra, la Nueva Conciencia. Reconozcamos a Acuario.


 

Anterior

Inicio

Arriba

Contacto

Agregar
a Inicio

Agregar
a Favoritos

Recomendar
el Sitio


María Ester Abal Vella - Astróloga y Terapeuta Floral
info@mariaesterabalvella.com.ar -
mabalvella@yahoo.com.ar

Copyright 2005 María Ester Abal Vella | Todos los derechos reservados
Sitio diseñado por DAL Comunicación