Argentina

Somos Peregrinos del Planeta y cuando nos alineamos con nuestra energía el Universo nos reverencia y confabula con nosotros para ayudarnos a Ser

 

 

 


Aries en Abril de 2007
Un comienzo diferente



Creo que los acontecimientos que son por todos conocidos, no sólo en nuestro país, sino en el mundo entero, nos están poniendo ante la repetida elección del camino a seguir, debido a que este se bifurca. Debemos tomar una decisión.

Nos compete “tomar la iniciativa” (Aries), autoafirmado cada uno en su propia luz, su propio Yo Soy, de continuar aceptando la manipulación y la locura de los que creen que tienen el poder o unirnos como pueblo soberano y hacer escuchar nuestra voz, reclamando ser tratados con respeto y dignidad.

Ante la muerte injusta, ante la ineptitud de los que debieran tomar decisiones “inteligentes, humanitarias y solidarias desde la conciencia de ser servidores del pueblo”, considero que nuestro mayor poder reside en nuestra actitud de pedir a nuestros maestros y guías espirituales, a la Jerarquía, que La Ley se muestre. Y así será.

Muchas mentes unidas en un pensamiento común pueden hacer una revolución inmensamente mayor que la que estamos viendo entre oriente y occidente, de tirar bombas y matar seres.

En mis anteriores artículos comenté que a partir de la entrada de Júpiter en Sagitario, más todos los plantas que transitaron dicha constelación, ya nada quedaría igual y que estamos tomando la recta final. Y así es.

Argentina ha probado saber actuar, uniendo su voluntad para hacerse escuchar, en forma pacífica (se lo llamó “cacerolazo”). Tal vez este sea el momento de unir nuestras mentes, fuertes mentes arianas y pedir y repetir el lema de Acuario “libertad, igualdad, fraternidad”.

Nuestro país tiene las personas preparadas, “espiritualmente” para llevar adelante este cambio. Pidamos desde el centro de nuestro corazón que cada uno de nosotros que esté preparado para dar y servir, ocupe su lugar, que se afirme en lo que le corresponde en el entramado cósmico y que ayude a levantar la llama que la república lleva en sus entrañas y que entre todos, formemos la estrella que ilumine las acciones que hagan caer a los ya desenmascarados y falsos, ineptos y corruptos, que detentan el poder, allá donde estuvieren.

No doy nombres. A quien le calce el sombrero, que se lo ponga. Tanto los que están en la luz, como los que están trabajando para la oscuridad.

Y aquí me dirijo a Uds. Peregrinos… Si nuestro crecimiento sólo nos sirve para meditar en los 11:11, en las lunas llenas, en los eclipses, etc. etc., no estamos siendo espirituales, estamos haciendo como que somos espirituales.

Llegó el momento de demostrar si lo somos o no. Esto es el Sol en Aries, Plutón y Júpiter en Sagitario, Urano en Piscis, Neptuno y Quirón en Acuario y Saturno en Leo. Esto es transformación, cambio, romper órdenes establecidos. Se necesita coraje, amor propio, dignidad y saber que somos hijos todos de la creación, y por ella estaremos protegidos. Y además hacerlo con amor y paz. Se puede.

Tras tantos años de preparación es el momento de demostrar que somos energía divina, que nos asumimos como tal y que tenemos el poder de cambiar la realidad del planeta.

Me revela escuchar personas que dicen: “…¿y yo que puedo hacer?” Yo les contesto: “Tenés el arma más poderosa jamás construída por hombre alguno: tu mente. En ella sos libre de cambiar y crear lo que se te ocurra, menos pensar que no podés hacer nada”

Mi compromiso, mi honestidad y mi coherencia, me llevan a escribir estas líneas que brotan de mi corazón y sigo repitiendo:

Quien quiera ver, que vea
Quien quiera oír, que oiga

Mi idea es que, si la Astrología no nos sirve para manejarnos en la vida, no nos sirve para nada.

Hasta el próximo encuentro, Almas…


 

Anterior

Inicio

Arriba

Contacto

Agregar
a Inicio

Agregar
a Favoritos

Recomendar
el Sitio


María Ester Abal Vella - Astróloga y Terapeuta Floral
info@mariaesterabalvella.com.ar -
mabalvella@yahoo.com.ar

Copyright 2005 María Ester Abal Vella | Todos los derechos reservados
Sitio diseñado por DAL Comunicación